lunes, 8 de enero de 2007

Volver a empezar

Hoy ha abierto sus puertas el Parlamento Europeo, tras el paréntesis navideño. Y yo he hecho la maleta y me he venido a Bruselas, que hay mucho trabajo por delante.

Esta semana se reúnen los Grupos Parlamentarios para preparar el plenario que del 15 al 18 de enero en Estrasburgo elegirá al Presidente, los Vicepresidentes y los Cuestores de la Cámara para la segunda parte de la legislatura.

Con toda probabilidad, el candidato Sr. Poettering (alemán, actual Presidente del Grupo PPE) sustituriá a Josep Borrell al frente de esta casa en virtud del acuerdo establecido en 2004 entre socialistas y populares.

Sinceramente, creo que Borrell ha puesto el listón muy, pero que muy alto tras dos años y medio de una brillante gestión como Presidente del Parlamento Europeo.

Por mi parte, hoy he presentado una pregunta escrita a la Comisión Europea sobre la decisión del Gobierno de la Comunidad de Madrid de inyectar agua en los acuíferos de la región. Quiero saber si ello se aviene a las directivas comunitarias y, sobre todo, qué pasos imprescindibles habría que dar en lo relativo a la evaluación de impacto ambiental, porque la Sra. Aguirre no es muy amiga, sino todo lo contario, de ese tipo de legislación y de tales estudios, como ha demostrado de sobra, del brazo con el Sr. Ruiz-Gallardón, en el soterramiento de la M-30.

Aunque los del PP no lo creían, Madrid también existe en Europa. Y Europa existe para Madrid, ante todo cuando se trata de defender nuestros derechos como ciudadanos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En primer lugar enhorabuena por su magnífico blog. Es una manera estùpenda de comunicarse con la sociedad.

Le planteo un problema muy grave que nos ha ocurrido en la Universidad Carlos III de Madrid a los aspirantes a funcionarios, que nos ha usurpado nuestro derecho a intentar aprobar las oposiciones a funcionario. Y además nos lo han usurpado con la excusa de que con la nuevas leyes a los dos años nos deben hacer fijos, cosa que según la propia Universidad no se pueden permitir.

Le escribo en relación con la privatización del Servicio de postgrado CEAES de la Universidad Carlos III de Madrid, del que desconocemos si tiene noticia, pero rogamos sea tan amable de intervenir para evitar la situación de indefensión que provoca.

Cinco compañeros ocupaban plaza en este servicio como contratados laborales con todas las ventajas de empleado público y ahora les “obligan” a pasar a la Fundación Universidad Carlos III de modo que se pierden gran parte de los derechos: puntos de oposiciones, protección social, etc.
El Sr. Zorrilla, Gerente les ofrece dos alternativas: irse a la Fundación (manteniendo el puesto de trabajo) o retornar a una bolsa de trabajo de incierto futuro.

Hay que tener en cuenta que las oposiciones en la Carlos III suelen tardan muchísimos años en salir: la última tardó 9 años. Si se elige mantener el puesto de trabajo, pero en la Fundación, pierden los puntos y
todas las ventajas que ofrece trabajar para la Universidad. Y si optas por la Bolsa el futuro es muy incierto. La situación es por tanto muy complicada. La Universidad ya ha dado el finiquito a estas personas, y se deshace de ellos. El servicio de Secretarías de los Masteres continúa activo o sea que esas cinco plazas pasan a la Fundación Universidad Carlos III, mientras que el resto de Secretarías pertenecen a la Universidad. Cómo muestra de cómo queda la situación de indefensión es que la Fundación ofrece un contrato de un año de 37,5 horas /semana (en lugar de las 35 de la Universidad), manteniendo el sueldo dicen, pero perdiendo puntos, las ayudas sociales, la paga compensatoria de universidades, y todas las ventajas que ofrece ser empleado público. Al año (si todo va por buen camino) lo renuevan otra vez y cuando vayas a cumplir los dos años ofrecerían contrato indefinido con la Fundación (pero con el sueldo de la Fundación que es notablemente más bajo). Se da el caso que únicamente se ha ofrecido el pasar las Secretarías de Másters a la Fundación en aquellos casos en los que las personas que ocupan esos puestos llevan apenas 7 meses (es decir desde las últimas oposiciones). El resto de Secretarías están ocupadas por Contratados laborales que llevan años en sus puestos o incluso por funcionarios de la Universidad. Lo cual supone un agravio comparativo muy importante. Por hacer el trabajo de Secretaría de Másters va a haber personal con hasta tres regímenes distintos: Funcionarios de la Universidad, Contratados laborales de la diversidad (los antiguos), y contratados por la Fundación (los nuevos). Cada uno de ellos con condiciones de trabajo muy distintas. De hecho unos estarán como funcionarios de Universidad, otros bajo el Convenio de PAS laboral, y los nuevos en cambio se regirán por el Convenio de Oficinas y Despachos.
Le rogamos intervenga en el asunto, pues el que privaticen los postgrados del Centro de Ampliación de Estudios, que es un servicio de la Universidad es una clara invasión de funciones por parte de la Fundación. Han empezado con 5 personas, ofreciéndoles la Fundación y según hemos podido saber el Gerente lo que pretende es que para el año que viene todo el CEAES esté en manos de la Fundación. De esa manera se pierden todos derechos de trabajar para la Universidad, o bien tendremos que retornar a la Bolsa. Los directores de los Másters han presionado a
estos cinco secretarios para no abandonar el servicio y no entendemos por qué han de ser los “conejillos de indias” de la privatización de los postgrados de la Universidad.
La Universidad Carlos III siempre se ha caracterizado por ofrecer una enseñanza pública de calidad tal y como indica su lema “La Pública diferencia”, que tanto se ha esforzado el Sr. Peces Barba en destacar, pero que ahora en sus últimos meses en el cargo nos ha dejado completamente abandonados. Ahora se abandona a los empleados públicos de este servicio para dejarlos en manos privadas.
Le rogamos sea tan amable de intervenir en el caso para retornar a la situación de que estos puestos sigan siendo de la Universidad y no de la Fundación.
Hemos tratado de hablar el tema con sindicatos, Junta de PAS, Comunidad de Madrid y demás organismos de la Universidad y nos vemos en una situación de indefensión acuciante.

Por favor hagan algo. Los ciudadanos lo que queremos es que nos solucionen nuestros problemas y que por lo menos nos escuchen.

Gracias.

Belen M dijo...

En primer lugar enhorabuena por su magnífico blog. Es una manera estùpenda de comunicarse con la sociedad.

Le planteo un problema muy grave que nos ha ocurrido en la Universidad Carlos III de Madrid a los aspirantes a funcionarios, que nos ha usurpado nuestro derecho a intentar aprobar las oposiciones a funcionario. Y además nos lo han usurpado con la excusa de que con la nuevas leyes a los dos años nos deben hacer fijos, cosa que según la propia Universidad no se pueden permitir.

Le escribo en relación con la privatización del Servicio de postgrado CEAES de la Universidad Carlos III de Madrid, del que desconocemos si tiene noticia, pero rogamos sea tan amable de intervenir para evitar la situación de indefensión que provoca.

Cinco compañeros ocupaban plaza en este servicio como contratados laborales con todas las ventajas de empleado público y ahora les “obligan” a pasar a la Fundación Universidad Carlos III de modo que se pierden gran parte de los derechos: puntos de oposiciones, protección social, etc.
El Sr. Zorrilla, Gerente les ofrece dos alternativas: irse a la Fundación (manteniendo el puesto de trabajo) o retornar a una bolsa de trabajo de incierto futuro.

Hay que tener en cuenta que las oposiciones en la Carlos III suelen tardan muchísimos años en salir: la última tardó 9 años. Si se elige mantener el puesto de trabajo, pero en la Fundación, pierden los puntos y
todas las ventajas que ofrece trabajar para la Universidad. Y si optas por la Bolsa el futuro es muy incierto. La situación es por tanto muy complicada. La Universidad ya ha dado el finiquito a estas personas, y se deshace de ellos. El servicio de Secretarías de los Masteres continúa activo o sea que esas cinco plazas pasan a la Fundación Universidad Carlos III, mientras que el resto de Secretarías pertenecen a la Universidad. Cómo muestra de cómo queda la situación de indefensión es que la Fundación ofrece un contrato de un año de 37,5 horas /semana (en lugar de las 35 de la Universidad), manteniendo el sueldo dicen, pero perdiendo puntos, las ayudas sociales, la paga compensatoria de universidades, y todas las ventajas que ofrece ser empleado público. Al año (si todo va por buen camino) lo renuevan otra vez y cuando vayas a cumplir los dos años ofrecerían contrato indefinido con la Fundación (pero con el sueldo de la Fundación que es notablemente más bajo). Se da el caso que únicamente se ha ofrecido el pasar las Secretarías de Másters a la Fundación en aquellos casos en los que las personas que ocupan esos puestos llevan apenas 7 meses (es decir desde las últimas oposiciones). El resto de Secretarías están ocupadas por Contratados laborales que llevan años en sus puestos o incluso por funcionarios de la Universidad. Lo cual supone un agravio comparativo muy importante. Por hacer el trabajo de Secretaría de Másters va a haber personal con hasta tres regímenes distintos: Funcionarios de la Universidad, Contratados laborales de la diversidad (los antiguos), y contratados por la Fundación (los nuevos). Cada uno de ellos con condiciones de trabajo muy distintas. De hecho unos estarán como funcionarios de Universidad, otros bajo el Convenio de PAS laboral, y los nuevos en cambio se regirán por el Convenio de Oficinas y Despachos.
Le rogamos intervenga en el asunto, pues el que privaticen los postgrados del Centro de Ampliación de Estudios, que es un servicio de la Universidad es una clara invasión de funciones por parte de la Fundación. Han empezado con 5 personas, ofreciéndoles la Fundación y según hemos podido saber el Gerente lo que pretende es que para el año que viene todo el CEAES esté en manos de la Fundación. De esa manera se pierden todos derechos de trabajar para la Universidad, o bien tendremos que retornar a la Bolsa. Los directores de los Másters han presionado a
estos cinco secretarios para no abandonar el servicio y no entendemos por qué han de ser los “conejillos de indias” de la privatización de los postgrados de la Universidad.
La Universidad Carlos III siempre se ha caracterizado por ofrecer una enseñanza pública de calidad tal y como indica su lema “La Pública diferencia”, que tanto se ha esforzado el Sr. Peces Barba en destacar, pero que ahora en sus últimos meses en el cargo nos ha dejado completamente abandonados. Ahora se abandona a los empleados públicos de este servicio para dejarlos en manos privadas.
Le rogamos sea tan amable de intervenir en el caso para retornar a la situación de que estos puestos sigan siendo de la Universidad y no de la Fundación.
Hemos tratado de hablar el tema con sindicatos, Junta de PAS, Comunidad de Madrid y demás organismos de la Universidad y nos vemos en una situación de indefensión acuciante.

Por favor hagan algo. Vemos muy bien el que den premios como los que se refiere este artículo del blog, pero los ciudadanos lo que queremos es que nos solucionen nuestros problemas y que por lo menos nos escuchen.

Gracias.