jueves, 13 de diciembre de 2007

España, con Zapatero como Presidente, clave para conseguir el Tratado de Lisboa

Zapatero firma hoy en Lisboa el nuevo Tratado de la Unión Europea, un paso decisivo que introduce más derechos, democracia y eficacia en la misma, precisamente cuando cumple sus primeros cincuenta años. El Tratado recoge buena parte de los avances contenidos en la Constitución Europea. Sin la Convención Europea (en la que tuve el honor de participar) no hubiera habido Constitución y, sin esta, no tendríamos hoy un nuevo Tratado. España, con el Gobierno socialista, ha sido clave en este proceso, al menos por tres razones: fue Zapatero quien desbloqueó la Constitución Europea en 2004, cuando Aznar había hecho todo lo posible para zancadillearla; sin el referéndum español de febrero de 2005 y su rotundo sí a la Constitución, el proceso que nos ha llevado finalmente al Tratado de Lisboa se habría ido a pique tras los noes de Francia y Holanda; nuestro país ha estado en el centro de las negociaciones para llegar al acuerdo que se sucribe hoy en la capital lusa. Estamos ante una buena noticia para Europa y para España, para la ciudadanía, para el futuro. Por eso podemos decir ¡felicidades!

1 comentario:

sami awad dijo...

Estimado Carlos:
Nos alegramos todos por la firma, por fin, del nuevo tratado de lisboa despús de casi tres años de estancamiento. Pero seamos sinceros y regurosos. Un tratado no es igual que una constitución o lo que es lo mismo ser europeo no es igual que tener la ciudadania europea. Con una constitución, Los derechos fundamentales ya están "encarnados" con el ciudadano no como ahora son vinculantes a un tratado. En una constitución existe una organización (Estado)con un gobierno y ministros de exteriores y no representantes de exteriores(Solana). En una constitución, existe una defensa propia y no prestada(OTAN)y jamás existiría protocolos.De todos modos, gracias por el esfuerzo que habeis realizado pero Creo que ha triunfado con este tratado mas el liberalismo que la socialdemocracia. Que le vamos a hacer, otra vez será.