sábado, 10 de febrero de 2007

Palestina, Sáhara, Kosovo

El Presidente Abbas y el líder de Hamás han llegado a un acuerdo en La Meca para formar un gobierno de unidad que ponga fin a los enfrentamientos armados entre palestinos y lleve a la comunidad internacional a poner fin al bloqueo. Es imprescindible retomar el camino de los Acuerdos de Oslo para llegar a una solución definitiva del conflicto del Próximo Oriente, que solo podrá estar basada en la existencia de dos estados (Israel y Palestina) en fronteras seguras e internacionalmente reconocidas. La UE va a estudiar con detenimiento el acuerdo de La Meca para poder adoptar una posición que deberá ser discutida con los otros tres integrantes del Cuarteto (ONU, Estados Unidos y Rusia). Más que nunca se hace necesario promover la celebración de una Conferencia Internacional de Paz Madrid-II (con ese nombre, sí: por el formato y porque nuestra capital debería, creo, ser su sede). España está a la cabeza de ese esfuerzo. Los días 16, 17 y 18 de marzo se reunirá en Túnez la sesión plenaria de la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea, en la que soy el Portavoz del Grupo Socialista del Parlamento Europeo. La resolución política que proponemos incluye como una prioridad esa Conferencia.

En el área mediterránea existe otro conflicto cuya permanencia impide la paz y la cooperación en el Magreb: el del Sáhara Occidental. Una delegación marroquí ha visitado esta semana Madrid para exponer las bases del "plan de autonomía" preparado por Rabat. Coincido plenamente con lo declarado por el Ministro Moratinos: cualquier solución debe partir del reconocimiento del principio de autodeterminación del pueblo saharaui. Así lo afirma la legalidad internacional, pues ese es un derecho inalienable del pueblo saharaui. Como miembro de la Delegación Ad Hoc del Parlamento Europeo para el Sáhara Occidental y, en otro nivel, del Intergrupo Paz para el Pueblo Saharaui de la Eurocámara seguirá trabajando para hacerlo realidad. Los pueblos marroquí y saharui merecen la paz, la cooperación y el desarrollo.

Sobre Kosovo se discute la propuesta del mediador internacional. Hay que buscar una solución estable que garantice la cooperación entre todas las partes. Tras todo lo ocurrido, es preciso ser extremadamente cuidadosos. Las "cajas de Pandora" -lo diga quien lo diga- no existen solo en la mitología.

1 comentario:

Raul Alvaro Fraser dijo...

Sobre la situación Marruecos/Sahara Occidental; ¿no crees que (por la realidad histórica) España debería jugar un papel "más activo" en la resolución para llevar a cabo el referéndum?

30 años es una larga espera.
(soy colaborador de www.afapredesa.org)